Ni porcelana de Limoges, ni cristalería de Baccarat: la vajilla de lujo del País Vasco está fabricada de mármol



EDICIÓN IMPRESA & DIGITAL