El legado de Lanvin, Chanel y Balenciaga se da cita en el hotel de moda de Biarritz



Edición impresa